Más allá de los términos de moda

Alfred Mauri Martí

Doctor en Historia y profesor de la ESAGED

Drone

Es preciso reflexionar hasta qué punto la constante aparición de nuevas propuestas, acompañadas de términos de nuevo cuño y definición imprecisa, nos puede empujar en direcciones no deseadas. No pretendo lanzar un alegato en favor del inmovilismo, pero sí de la reflexión para no confundir lo efímero con la innovación y evitar así quedar atrapados en el ritmo marcado por nuestros competidores, ellos sí, lanzados a menudo a la explotación de la obsolescencia programada. No debe ser éste nuestro campo de acción.

Quizás sea este el sino de la archivística en nuestros días: luchar contra el “populismo documental”:

  • “Digitalizar es la solución definitiva a los problemas con el archivo de documentos”.
  • “Los sistemas OCR evitarán la tediosa tarea de archivar y recuperar documentos”.
  • “El Big Data nos permitirá disponer de todos los datos”.
  • “El acceso online a toda la información será la garantía de transparencia”.

Para algunas de estas propuestas hemos encontrado hasta ahora una respuesta equilibrada, capaz de aprovechar la substancia de la innovación y, a su vez, vaciarlas de falsas promesas. Nunca ha sido una tarea fácil y no creo que en el futuro lo sea, a pesar de la razón que nos asiste, vista la experiencia.

Big Data y transparencia están ahora en boca de todos. Sin duda alguna ambos tendrán un impacto sin retorno en el desarrollo de la archivística. Pero nuevamente se vislumbran falsas promesas:

  • Disponer de todos los datos no es sinónimo de información.
  • Disponer de toda la información no es sinónimo de conocimiento.

Pero ambos conceptos, imprecisos en su definición especialmente en el primer caso, auguran un cambio fundamental en la relación con nuestros usuarios, ya lo sean como ciudadanos, como investigadores o como miembros de la organización a la que sirve el archivo.

Nuestra actividad profesional se acrecienta con la participación activa en la creación de instrumentos de acceso, visualización, explotación y comprensión de los documentos y su contenido informativo. Un desarrollo que no es posible solo por archiveros, pero imposible sin archiveros. Y para ello debemos prepararnos, tanto si estamos en un archivo administrativo, como en uno con fondos históricos, y aportar así respuestas consistentes técnica y éticamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s