¿Arqueología y gestión de documentos?

Alfred Mauri Martí

Doctor en Historia y profesor de la ESAGED

Carta_BCN

La CORE en Patrimonio Cultural de la UABCei, ha organizado recientemente dos sesiones de los Viernes de Patrimonio Cultural de la UAB para hablar de los Sistemas de Información en la Gestión del Patrimonio Arqueológico.

Si bien una parte de las intervenciones ha girado en torno a recursos de información sobre el patrimonio arqueológico que ofrecen la Generalitat de Cataluña, la Diputación de Barcelona y el Ayuntamiento de Barcelona, lo que nos interesa aquí es la parte que hace referencia a los sistemas de gestión de la información que deben dar apoyo a la actividad administrativa relacionada con la investigación y el registro de la información y, más concretamente, de la información arqueológica que se genera tanto como resultado de intervenciones de prospección y estudio del territorio, como en los procesos de excavación arqueológica y estudio posterior.

¿Qué puede aportar la gestión de documentos? De primer momento, la evidencia de que no son suficientes proyectos de digitalización de los materiales generados hasta ahora en soporte papel ni, tampoco, la utilización de software informático de bases de datos y sistemas de información geográfica.

En el primer caso, la digitalización de los documentos favorece la preservación y la difusión de estos documentos, pero no resuelve directamente la incorporación de la información a sistemas informáticos para su tratamiento y explotación.

El uso creciente en los últimos años de sistemas de bases de datos y de información geográfica ha representado ciertamente un avance notable, pero ha evidenciado, precisamente, las carencias derivadas de un planteamiento que no ha tenido en cuenta en todos los casos la necesidad de garantizar la autenticidad y la integridad de la información asegurando, al mismo tiempo, la preservación digital y la interoperabilidad entre los diferentes sistemas. La desaparición de algunas aplicaciones informáticas utilizadas hace unos años ya ha mostrado las dificultades para acceder a los datos que se generaron. La falta de normalización en cuanto a formatos, campos de información y metadatos evidencia igualmente la dificultad en el intercambio de información y la pérdida de eficiencia que se deriva de ello.

Si bien pensamos más habitualmente en la gestión documental aplicada a ámbitos como la administración pública o la actividad empresarial, hay que ver en este caso en el que hemos participado un ejemplo y, a la vez, una oportunidad de hacer presente la gestión documental en los ámbitos de la investigación científica y también en los recursos de información y divulgación que se pueden generar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s