En el dataísmo, ¿los archiveros serán necesarios?

Remei Perpinyà Morera

Dra. en Historia, profesora de la Universidad Autónoma de Barcelona y de la ESAGED

 612413714

Uno de los libros de éxito del 2016 es Homo Deus (Debate, 2016), del conocido historiador israelí Yuval Noah Harari.  La obra explora los cambios tecnológicos e ideológicos que viviremos este siglo como consecuencia de la inteligencia artificial y que pueden cambiar los valores humanísticos predominantes en la centuria anterior, como la libertad, la democracia y los derechos humanos. ¿La razón? En un mundo dominado por los algoritmos, el autor otorga centralidad al llamado dataísmo, una teoría que “sostiene que el universo consiste en flujos de datos, y que el valor de cualquier fenómeno o entidad está determinado por su contribución al procesamiento de datos” (p. 400). En este marco, Harari defiende que el dataísmo, en la medida en que se expande a todas las disciplinas y ámbitos (informática, biología, …), se está convirtiendo en el dogma científico actual y, de hecho, en una religión.

Y es que en un mundo con una centralidad creciente de la inteligencia artificial la idea de “un hombre un voto” puede quedar obsoleta. ¿Por qué? Se va a invertir la tendencia al igualitarismo, ya que pronostica un mundo con más desigualdades entre una pequeña parte de la humanidad que se convertirá en lo que denomina “Homo deus” (monopoliza el poder económico y político, los algoritmos y la tecnología y lo utiliza para mejorar biológicamente) y la mayoría, que Harari denomina los “innecesarios”. Ello obedecerá a que en una sociedad altamente tecnificada el sistema expulsará del universo laboral a una gran parte de la población, que no será necesaria para el desarrollo económico. De este modo, habrá muchas profesiones que desaparecerán y entre ellas Harari menciona a los archiveros, que tienen un 75% de probabilidades de que ello ocurra.

Cita al respecto un artículo de 2013 de los investigadores de la Universidad de Oxford, Carl Benedikt Frey y Michael A. Osborne, titulado The Future of Employment, en el que analizan el impacto de las tecnologías en el mercado laboral y las posibilidades de que las distintas profesiones sean asumidas por la tecnología. En su ranquin los archiveros ocupan el puesto 415 de 702 y tienen un 76% de probabilidades de perder sus puestos de trabajo. Tal cómputo significa que es una profesión susceptible de automatizar buena parte de sus funciones.

Es inquietante tal situación futura, pero ¿puede ser cierto? Y si es así, ¿se puede revertir esta tendencia?

No cabe duda de que la parte más operativa de la función de los archivos se podrá tecnificar hasta tal extremo que se podrá prescindir de muchos de los trabajos asociados al “archivaje” (es decir, el acto de archivar los documentos, sea este analógico o digital) y a la implantación de los procesos de gestión documental. Las tareas rutinarias de los archivos son automatizables y automatizadas, pero la evolución tecnológica indica que los algoritmos y el big data también procesan operaciones no rutinarias que antes eran elaboradas por humanos (como la descripción a partir de la asignación automática de metadatos, o la clasificación). Los avances en las interfaces de usuario capacitan a los ordenadores para responder directamente a los requerimientos de los usuarios, porque analizan patrones y pueden satisfacer información relevante que estos requieran. De hecho, tal y como dice Harari, los algoritmos saben mucho mejor que nosotros cuáles son nuestros intereses y gustos. La aplicación de estas tecnologías a los archivos permite disponer de Sistemas de Recuperación de la Información más eficientes que los llevados a cabo por los propios archiveros.

Así pues, ¿nos quedaremos sin trabajo? El modelo de Frey y Osborne predice que se reducirá la demanda de trabajo para tareas susceptibles de ser informatizadas (rutinarias y en las que se pueda reconocer un patrón), mientras que aumentará la demanda para aquellas no susceptibles de informatizarse, porque requieren inteligencia creativa e inteligencia social (las que envuelven habilidades de negociación, persuasión y cuidado).

Ya hace tiempo que la profesión está enfocada más al diseño estratégico de la gestión de documentos que a las simples operaciones mecánicas de archivar. Del mismo modo que hace tiempo que ha asumido el compromiso social de identificar y conservar “las decisiones, acciones y memoria” para proteger los derechos de la ciudadanía y promover el acceso a los archivos, más que a ser simples custodios pasivos de los documentos. Puesto que para llevar a cabo estas tareas se necesita inteligencia creativa e inteligencia social, parece ser que nuestra profesión sí tiene futuro.

No obstante, la revolución tecnológica es inquietante y cambia de forma vertiginosa la sociedad en la que vivimos. Por consiguiente, lo que debemos hacer es analizar en profundidad dichos cambios, convertir el big data en nuestro aliado y ver hasta qué punto somos necesarios y en qué nos podemos hacer imprescindibles.

Anuncios

3 comentarios en “En el dataísmo, ¿los archiveros serán necesarios?

  1. Luego de leer atentamente el Homo Deus de Harari… uno queda con la extraña sensación del suicido colectivo. Sin caer en teorías conspirativas que aborrezco, nos queda claro que no podemos entregar las llaves de nuestro futuro a los Bill Gates, Jeff Betanzos, Mark Zuckerberg o Ray Kurzweil. Científicos o empresarios muy respetables todos, pero que han acumulado un poder personal desmedido y peligroso para el resto de los mortales. Como bien dice Harari, todavía estamos a tiempo de parar la avalancha del bigdata y sus temibles avances sobre el humanismo.

    Me gusta

  2. Pingback: La Protección de datos personales, perdona, pero no es una opción - alacaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s