¿Cuál es la Política de gestión documental de Google?

Lorenzo Pérez Sarrión

Secretario General del Pleno del Ayuntamiento de Gandia

bigbrother

¿Y la de Facebook, Linkedin, Twitter o Instagram? ¿O la de tantas otras redes sociales en las que a diario nos relacionamos? ¿O la de cualquier buscador de Internet, sin el cual se hace ya inconcebible la vida hoy en día? ¿O la del New York Times, el ayuntamiento de Montizón, la del Condado de Triviño o de la recién estrenada administración Trump?

Basta teclear apenas unas palabras clave para efectuar una búsqueda en la Red y ver a dónde nos lleva. Materia suficiente –e interesante– para una tesis.

Sin duda, vivimos tiempos de tecnología, tan efímera como accesible, clasificada, ordenada y codificada, más o menos accesible. Estamos más interconectados que nunca. Vivimos demasiado deprisa, con inimaginables recursos a nuestro alcance. Pero ¿existe verdaderamente transparencia en estos ámbitos? ¿Estamos mejor informados que antes, o que mañana?

Dejo para otro momento revisar las predicciones de visionarios como Julio Verne o George Orwell. Cuántas razones apuntaban, aunque quizás no los hayan leído los productores de series televisivas recientes (por todas, Person of interest) que navegan en esas aguas –turbias o nítidas, según se mire– del Big Brother (que todo lo ve) o la Big Data (que todo lo sabe).

Ahora sólo quería plantear una reflexión en voz alta acerca de la transparencia de los criterios (¿técnicos?) que guían los metadatos subyacentes en la ingente cantidad de atractivos vehículos que circulan bajo el oscuro asfalto de las autopistas de la información cuyo peaje casi nadie parece cuestionar en el día a día que hemos construido.

Todos hemos suscrito tácitamente una suerte de contrato de adhesión (sin leer la letra pequeña). Estoy casi seguro de que el 99% de los internautas desconocen la política de gestión documental que guía y nutre el funcionamiento de las herramientas tecnológicas y de comunicación incorporadas, de forma incuestionable y con sorprendente naturalidad –que no neutralidad–, a la práctica totalidad de la actividad humana, global y singular.

Parece un asunto que exigiría alguna que otra reflexión, por técnicos y profesionales, que sugirieran (¿quién es capaz de exigirlo?)  una clara y transparente información “acerca de” …

Debería abrirse un debate abierto y plural, que resitúe al ciudadano, como ser esencialmente gregario, y a la sociedad en que se integra, en el epicentro de un mundo globalizado, y que lo capacite con libertad suficiente, en un entorno que necesita incrementar el protagonismo informado de las personas, arrinconadas a veces –paradójicamente– en un océano de datos e informaciones superpuestas.

Tecnólogos, Archiveros, Jurídicos, Filósofos, Documentalistas, Politólogos, ¿no tendríamos que decir algo al respecto? ¿Hemos claudicado, sumisos, ante ese arancel opaco? ¿Es un precio asumible? ¿Es un escenario deseable?

Construir una sociedad más plural, más responsable y mejor informada –en calidad y diversidad–, es tarea de todos. Los profesionales pueden aportar conocimiento y valor  en esa progresión hacia una verdadera –más allá de modas y posturas– transparencia de las organizaciones, públicas y privadas.

Y los políticos, directivos o responsables, en sus respectivos ámbitos, deben saberlo. O al menos, saber que lo sabemos.

A no ser que tiremos la toalla, y nos conformemos con unas normas, difusas cuando no ignotas, que de forma abstracta nos vienen, de facto, siendo impuestas y en cuyo marco nos desarrollamos como personas.

Nos va, en ello, la esencia de los que somos o podamos llegar a ser.

Anuncios

Un comentario en “¿Cuál es la Política de gestión documental de Google?

  1. Como dice Dante en la Divina Comedia: ¡Oh vosotros los que entráis, abandonad toda esperanza! Creo que poco se puede hacer. El caramelo de la información, el entretenimiento y la obnubilación es tan grande que NADIE lee la política de privacidad. Es o lo tomas o lo dejas. “Es lo que hay” se dice en Aragón. Lo saben todo de tí. Y poco se puede hacer salvo irse a una cueva cual eremita habiendo tirado el móvil previamente a 100 km.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s