Archivos: la calderilla de la administración

Remei Perpinyà Morera

Dra. en Historia, profesora de la Universidad Autónoma de Barcelona y de la ESAGED

 

Si medimos la importancia que la administración (estatal y autonómica) otorga a los archivos a partir de su inversión en este sector, podemos concluir que los archivos tienen un valor más que escaso. Se puede afirmar que están menos considerados que las bibliotecas y mucho menos que los museos. La Administración General del Estado dedica sólo un 3,72% del presupuesto de cultura a los archivos. Los datos corresponden al 2014 y están publicados en el Anuario de Estadísticas Culturales 2016, que incluye información sobre la financiación y el gasto público en Cultura. A priori, este último representa el 0,9% del presupuesto general del Estado, una cifra acorde con la media europea.

PRessupostos_Grafic 1

Esta misma publicación también informa del gasto de las administraciones autonómicas, las cuáles dedican de media un 4,43% de su presupuesto de cultura a los archivos, no muy lejos del presupuesto estatal, pero muy lejos del gasto dedicado al patrimonio histórico y artístico y a las bibliotecas, que es respectivamente del 25% y el 9,8%.

PRessupostos_Grafic 2

Lamentablemente ignoramos cuál es el presupuesto que dedican los ayuntamientos a los archivos, puesto que se incluyen en una misma partida junto a las bibliotecas. Así que podemos saber que las entidades locales (diputaciones y ayuntamientos) destinan una media de 11.5% a Archivos y Bibliotecas, pero no sabemos qué parte de esta magnitud corresponde a cada sector.

Si hacemos un zoom en Cataluña podemos comprobar que los porcentajes son parecidos. Este marzo se ha publicado la versión más actualizada de las Estadístiques culturals de Catalunya (texto en catalán, castellano e inglés) con datos de 2011 a 2015. Comprobamos aquí que el gasto en archivos del 2015 es de 10 millones de € (exactamente 10.057.200), lo que representa el 3,9% de la totalidad de gastos del Departamento de Cultura, lo que se halla por debajo de la media de las comunidades autónomas.

PRessupostos_Grafic 3

El presupuesto en archivos aún no se ha recuperado de la caída durante los años de la crisis, aunque se observa una ligera mejoría en el presupuesto de 2015, sin llegar a alcanzar las cifras de 2007-2008, previas al inicio de la crisis económica y cuando parecía que el sector iniciaba una cierta mejoría después de años de sequía (lamentablemente no hemos podido localizar los presupuestos anteriores a 2007 porque las estadísticas culturales de esa época no recogían este dato).

PRessupostos_Grafic 4

¿Qué conclusión podemos extraer de este análisis? Las cifras reseñadas (una inversión de alrededor de un 4% del presupuesto de cultura) indican que los archivos continúan siendo los parientes pobres de las inversiones en cultura.

Los archivos conservan 800 mil metros lineales de fondos con 36 millones de documentos especiales (pergaminos, fotografías, grabados, electrónicos,…) (datos del 2015) y para hacer frente a ello disponen de los 10 millones de € de presupuesto del Departament de Cultura más una cantidad indeterminada del presupuesto dedicado a archivos y bibliotecas de las entidades locales (casi 40 millones de € de las diputaciones, 1.345.900 de los consells comarcals, 85 millones de los ayuntamientos). En cambio las bibliotecas con 30 millones de documentos disponen de más del doble del presupuesto del Departament de Cultura, es decir, 22 millones de € y la parte correspondiente del presupuesto conjunto de las entidades locales que intuimos que es muy superior a los archivos.

Si bien los años de bonanza apuntaban al menos en Cataluña a una mayor consideración, la llegada de la crisis acabó con esta posibilidad. El resultado es el de todos conocido: los archivos continúan sin disponer de una financiación acorde con sus importantes responsabilidades.

Para poder fiscalizar la actuación del ámbito público es necesario conocer y publicar las cifras. Muchas se han publicado y ello nos ha permitido realizar este análisis pero aún es insuficiente y en este sentido la administración debe mejorar. Por lo pronto sería necesario presentar la información segmentada de archivos y bibliotecas de las entidades locales tanto en las estadísticas culturales del Ministerio de cultura como del Departament de Cultura de la Generalitat de Cataluña. Si no es así no podemos conocer cuál es la inversión en archivos en este ámbito. También nos hubiera gustado hacer una comparativa con el resto de los países europeos pero lamentablemente las estadísticas consultadas sobre Políticas culturales no incluyen tampoco información segmentada para los archivos. Pero además sería necesario, siguiendo los postulados de la transparencia, publicar la información en formatos reutilizables, para facilitar el análisis de los datos. (¡¡¡Eso hubiera tenido un efecto positivo inmediato de ahorro de tiempo en la elaboración de las gráficas de este artículo!!!)

Anuncios

Un comentario en “Archivos: la calderilla de la administración

  1. Se agradece que la habitual crítica a la falta de recursos destinados “al Archivo” venga avalada por DATOS reales y referencias verificables que así lo acreditan.
    Toda una lección de rigor en el uso de la información, que tanta falta hace repasar en cualquier colectivo profesional.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s