Oh Dio, l’archivio Borgia in mano dei catalani!

Vicenç Ruiz Gómez

Archivero del Arxiu Històric de Protocols de Barcelona y profesor de la ESAGED

 

Información rigurosa, transparencia en la toma de decisiones, claridad sobre el futuro desarrollo de la intervención: nada de eso hemos apreciado con el ingreso en el ANC de las copias de unos 500 registros de cancillería papal de Calixto III y Alejandro VI, conservadas en “cientos de DVD”, justo en el día internacional de los archivos. Por enésima vez, los medios de comunicación, más centrados en el patético embrollo institucional que en el detalle técnico, han ofrecido la noticia de manera inconexa. Urge, pues, una política informativa propia, ágil y rigurosa por parte de la administración archivística.

No insistiré en que no se trata del “archivo de los Borja”. Prefiero tratar otros aspectos de mayor calado. Así, queda claro que no se pueden obtener reproducciones. En cambio, la posibilidad de difundir online, sin descarga posible, la colección no se ha comentado. Deduzco que la finezza vaticana no olvidó este “detalle”, prohibiéndolo claro (ni una sola imagen en prensa). Espero que, al menos, se permita migrar su contenido a un repositorio seguro. En 2007, el DVD era una solución de preservación habitual, aunque impropia ya entonces de ningún centro archivístico puntero. Hoy en día, es inimaginable que una colección de tal magnitud se pretenda conservar así en una institución pública: ¿está prevista, pues, la carga de los ficheros en el DIDAC? ¿regirá, entonces, el protocolo de carga establecido la descripción de los dos expertos paleógrafos contratados para que se pueda vincular a los correspondientes documentos digitales? ¿podrán los campos informativos existentes reflejar la rica tipología diplomática vaticana y su génesis documental? ¿o la catalogación sólo “vaciará” el contenido en una base de datos creada ad hoc?

Los 2’5 millones de documentos digitalizados triplican los que, a 20 de junio de 2013, el ANC tenía vinculados a su descripción respectiva. Sin duda, esta simple constatación habrá obligado a plantearse cuestiones como las anteriores antes del ingreso: los informes técnicos habrán avalado la decisión y evaluado su viable ejecución, de manera que las actuaciones a seguir estarán definidas y planificadas, conscientes además de que el depósito no tiene fecha de permanencia. Si, en el futuro, sus titulares deciden llevárselos, ¿la propiedad de la información generada por la descripción será del ANC?  ¿está previsto que, al menos, las fichas sí sean accesibles a través de Arxius en línia?

Por cierto, cualquiera puede tener en su casa parte de este “archivo”: los CD-ROM de unos 140 registros de ambos papas se venden a 150€/ud. en la web del Archivio Vaticano.

CD DVD_vinile_colorati

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s